Casos clínicos

Actualmente los blanqueamientos son el método más conservador y seguro para mejorar la sonrisa. Se aclaran todos los dientes, tanto los superiores como los inferiores, incluyendo los molares.

Blanqueamiento ambulatorio
El método más cómodo y utilizado es el denominado blanqueamiento vital ambulatorio, donde el paciente por medio de unas cubetas transparentes hechas a su medida, se aplica el gel blanqueador 1-2 hora al día o duerme con ellas. Estas cubetas llamadas férulas, son transparente, flexibles y muy finas. Son muy cómodas tenerlas en la boca. Los productos que se utilizan no dañan el esmalte, mejoran la salud gingival e incluso, los últimos estudios afirman que reducen el riesgo de caries.

Blanqueamiento en clínica
Otra técnica es el blanqueamiento en clínica. Se aplica un gel de alta concentración de principio activo y se activa con un láser o lámparas de luz fría especiales. Hoy en día, sólo está indicado para pacientes con tinciones severas, como las provocadas por las tetraciclinas