Casos clínicos

Las carillas de composite, es decir usar los materiales de los empastes de color del diente para realizar tratamientos estéticos en dientes, es un método muy conservador, ya que, a diferencia de las carillas de porcelana, no eliminamos esmalte. Están indicadas en diversos casos como alteraciones de forma, dientes pequeños (microdoncia), dientes con alteraciones intrínsecas del color que el blanqueamiento no puede solucionar, pequeñas malposiciones dentarias, etc. Se hacen en una sesión clínica, y sin tocar el esmalte añadimos material donde es necesario, para cambiar el aspecto del diente. No es necesario el laboratorio de prótesis, por lo que es más económica que las coronas o carillas de porcelana. Los resultados estéticos son sorprendentes.